Nuevo Ford Mustang GTD 2025, un coche de carreras diseñado para la carretera

Inspirado en el Mustang GT3 que competirá en Le Mans en 2024, el Ford Mustang GTD 2025 es el nuevo coche de calle de ultra alto rendimiento de edición limitada de la firma americana.
Editorial
Mustang GTD carreras

Diseñado y fabricado en colaboración entre Ford y Multimatic, el Mustang GTD es un vehículo de carreras desarrollado para el uso en carretera. Inspirado en el Munstang GT3 que competirá el próximo año en Le Mans, está vestido con una carrocería de fibra de carbono, listo y homologado para salir a la ruta.

Aerodinámica del Mustang GTD

La construcción en fibra de carbono de los paneles le permite al Mustang GTD la reducción significativa de peso con una centro de gravedad baja. Los distintos elementos como ser los pasos de rueda, el capó, la cubierta que sustituye a la tapa del maletero, los umbrales de las puertas, el splitter delantero, el difusor trasero y el techo son todos de fibra de carbono, con fascias delantera y trasera también en fibra de carbono como opción.

También incluye algunas tecnologías que no están permitidas en las carreras, como los alerones delanteros controlados hidráulicamente para gestionar el flujo de aire y así lograr un equilibrio aerodinámico en coordinación con el alerón trasero activo.

 

  Los autos de “El encargado” llevan el sello Toyota

Poder del Mustang GTD 2025

La motorización de este coche de carreras de calle está a cargo de un motor V8 sobrealimentado con un sistema único de aceite de cárter seco; transmisión trasera de doble embrague y 8 velocidades y eje de transmisión de fibra de carbono.

Mustang GTD lateral

Sistema de suspensión

Mustang GTD cuenta con una suspensión semiactiva de última generación, que puede variar tanto las dureza de los muelles como la altura de conducción. Su tecnología mejora el rendimiento en carretera y en pista. La configuración de la suspensión permite una altura de conducción casi 40 mm más baja en el Modo Pista.

Agarre firme al asfalto del GTD

El Mustang GTD presenta neumáticos delanteros de 325 milímetros de ancho, mientras que los traseros son de 345 milímetros, montados en llantas de aluminio forjado de 20 pulgadas o en llantas de magnesio forjado que se ofrecen como opcional.

Acompaña los rodados un conjunto de frenos cerámicos de carbono Brembo, optimizados para expulsar el calor, lo que se traduce en una parada más precisa y consistente. El calor de los frenos traseros se elimina con la ayuda de conductos de refrigeración instalados debajo de la suspensión trasera.

  Chevrolet Corvette E-Ray eAWD, el primer Corvette electrificado

Mustang GTD neumático

El Mustang GTD incorpora la nueva tecnología de Ford con el Control de Tracción Variable en el modo pista. Esto permite al conductor llevar el vehículo al límite modulando la potencia del motor y el control de tracción.

Interior del Mustang de carretera

El interior de GTD promete la combinación de materiales de primera calidad con cuero y fibra de carbono. Los asientos RECARO optimizados para el circuito se complementan con las palancas de cambio de titanio impresas en 3D, el mando giratorio y la placa de serie, todos ello fabricado a partir de piezas de titanio del Lockheed Martin F-22. La parte de los asientos traseros se ha eliminado para reducir el peso y proporcionar espacio de carga.

Mustang GTD atrás

La producción del Mustang GTD será limitada, y se espera que su precio ronde los 300.000 dólares. El Mustang GTD estará disponible entre finales de 2024 y principios de 2025.

  Aston Martin DBX707 AMR23, un SUV de lujo con espíritu de Fórmula 1